Historia de la Masonería del Real Arco de Venezuela

Carlos_rodriguez_jimenezTodo se inició un 19 de Septiembre de 1972, cuando se congregan en la Ciudad de Caracas diez (10) Compañeros del Rito York, como se les denomina, y efectúan una Reunión preliminar con el fin de formar el primer Capítulo de Masones del Real Arco en Venezuela, acordando el nombre de Miranda Chapter No.1 o “Capítulo Miranda No.1”, siéndole otorgada su Carta Patente por el General Grand Chapter R.A.M. International el 6 de Agosto de 1973, iniciando así formalmente los trabajos del Real Arco en Venezuela.

Su primer Sumo Sacerdote fue el Excel. Compañero Carlos Rodríguez Jiménez, quien fuera unos de los promotores de la creación de la Gran Logia de Japón y de Capítulos del Rito York en ese país (posteriormente primer Gran Sumo Sacerdote). A su vez fue uno de los Masones más distinguidos en la Venezuela del siglo XX. Pronto vio crecer este Capítulo su membrecía, a pesar de muchos problemas a través de su historia, siendo hoy un firme soporte del Gran Capítulo, que se formaría años después.

Entre sus miembros han figurado muchos de los Masones más destacados en Venezuela, contándose Grandes Maestros de la Gran Logia de la República de Venezuela, Grandes Sumos Sacerdotes, Grandes Inspectores Generales (R.E.A.A.), etc, etc. Durante esta etapa, el Real Arco se expande a otras ciudades de Venezuela, tales como: Valencia, Maracay, San Cristóbal, etc., llegándose a formar los siguientes Capítulos, con Cartas Patentes otorgadas por el General Grand Chapter R.A.M.: Capítulo Páez No.2, Capítulo Bolívar No.3, y Capítulo Sucre No.4,  todos trabajando con mucha fuerza y esperanza en el futuro. Con los años, se fueron integrando a nuestros trabajos capitulares, Soberanos Grandes Comendadores y Grandes Maestros de la Gran Logia de la República de Venezuela, tales como Carlos Rodríguez Jiménez (33º), Edito Acevedo (33º), Ilderím y Simónides Domínguez Cedeño (33º), José Danilo Arzola Cortez (33º), Samuel Schaechter Voysik (33º), Héctor Luís Ortega Pinto (33º), Jairo Mantilla (33º), Pedro Barradas (33º), Jorge Correa Schmidke (33º), Jorge Levay Gulías, (33º), Fructuoso Colmenares (33º), Otto Jensen (33º), Ramón H. Velásquez (33º), Felipe Gil Orti (33º), Ramón Calimán (33º), Enrique Rosas Nash (33º), Alejandro Alfonso (33º), Valdemar Hait (33º), Francisco Pereiro Líz (33º), etc., y muchísimos otros, además de una pléyade de Maestros Masones del Simbolismo y de todos los Grados del Escocismo, desde aquel 1973 hasta nuestros días.

Este desarrollo llevó a establecer un Gran Capítulo en Venezuela, comenzando las primeras reuniones pertinentes a finales de 1981, que culminarían en Octubre de 1982 con la entrega de la Carta Constitutiva del Gran Capítulo de Venezuela de Masones del Real Arco, por parte del General Grand Chapter R.A.M. International en la persona del Gran Sumo Sacerdote General Internacional A.J. Lewis y una numerosa concurrencia de altos funcionarios de ese Cuerpo, además de Delegados internacionales procedentes de Guatemala. El año 1982 estuvo lleno de acontecimientos felices culminando con la venida también de una nutrida comisión del General Grand Chapter Royal Arch Masons International y enviados de Guatemala encabezada por el Dep. General Grand High Priest of R.A.M. International for Latin América, Johannis M. Van Beusekom, quien además confirieron los Grados Crípticos y las Órdenes de Caballería a varios compañeros, sentando las bases para los Consejos Crípticos y Comandancias del Rito York en Venezuela, que más tarde (1985-87) serían reconocidos por los Altos Cuerpos Internacionales correspondientes; en la actualidad estos cuerpos están activos y trabajan bajo los auspicios del Gran Capítulo de Venezuela de Masones del Real Arco.

Los años 80 fueron de desarrollo para el Real Arco, sucediéndose como Grandes Sumos Sacerdotes Carlos Rodríguez-Jiménez (1982-83), Pedro Jacinto Barradas (1983-86) y José Danilo Arzola Cortez (1986-89); durante este período se forman los Capítulos Santiago Mariño No.5 y Guzmán Blanco No.6. Al Compañero José D. Arzola Cortez le sucede el Compañero Jorge Levay Gulías como Gran Sumo Sacerdote (1989-98) y es precisamente para 1990 cuando un desquiciado incendia el Templo Masónico de Caracas, perdiéndose muchas reliquias imposibles de recuperar. El Comp Jorge Serrano Acosta, actual Past Gran Sumo Sacerdote y otro Compañero pudieron llegar a tiempo salvando parte de los implementos Capitulares aunque en muy mal estado debido al percance; una parte de los archivos se perdió; las dos (2) Arcas del R.A. con otros implementos fueron llevadas provisionalmente a otro Templo en Caracas para quedar posteriormente bajo custodia provisional del Compañero Jorge Serrano Acosta. Este suceso no alteró grandemente a los Capítulos que trabajaban en otras ciudades, pero sí a los dos (2) capítulos de Caracas.

Durante los años 90, la dispersión de los Capítulos y una legislación no suficientemente definida hace que la membrecía capitular se resienta. Para el año 2006, el Muy Excelente Gran Sumo Sacerdote, Compañero Francisco Pereiro Líz, en ese entonces, además de Gran Maestro de la Gran Logia de la República de Venezuela, nombra al Compañero Jorge Serrano Acosta Gran Sumo Sacerdote Adjunto y le encarga la reactivación del Real Arco en Caracas, especialmente el Capítulo Miranda No.1, dedicándose el Comp Francisco Pereiro a los Capítulos de la provincia. Con gran éxito el Compañero Jorge Serrano Acosta comienza la restauración y elaboración de nuevos implementos, así como el ordenamiento de los archivos y reagrupamiento de los Compañeros en nuestra Jurisdicción. Lamentablemente en el año 2007 el Gran Sumo Sacerdote y Gran Maestro de la Gran Logia de la República de Venezuela, Compañero Francisco Pereiro Liz, es asesinado y los avances se ven detenidos.

El Compañero Jorge Serrano Acosta, en su carácter de Gran Sumo Sacerdote Adjunto, asume la dirección del Gran Capítulo de Venezuela. Fueron años muy intensos y difíciles pero con decidido ánimo y grandes esfuerzos, el Comp Jorge Serrano continúa la reestructuración de todos los Cuerpos del Rito York. A partir de 2007 el desarrollo del Gran Capítulo es continuo. Se someten a estudio y revisión la Constitución y Estatutos Generales llegando a los textos definitivos que hoy nos rigen como Gran Capítulo, aprobados en Gran Asamblea convocada a tal efecto; Se le da al Gran Capítulo personería jurídica y legal; Se transcriben y editan las prácticas rituales en estricta concordancia con las emanadas por el General Grand Chapter R.A.M. International según sus originales aprobados en español, uniformizando la enseñanza del Real Arco, eliminando de esa manera los desvíos rituales y prácticas extrañas que se hubieran introducido; Se restauran y completan los implementos capitulares necesarios para la conferir grados y se estudian en profundo las prácticas a ser impartidas a los nuevos Compañeros, agrupando los miembros existentes comprometidos y dispuestos y se inicia la captación de Maestros Masones de las Logias Regulares interesados en el Real Arco.

La ejecución de ese plan llevó casi cinco (5) años del esfuerzo masónico más intenso que se haya realizado y es para 2011 cuando se ven los frutos al serle conferidos los grados del Real Arco a seis (6) Maestros Masones en el Capítulo Miranda No.1. Las Grandes Asambleas del Gran Capítulo se suceden regularmente para despachar sus asuntos internos y se reactivan tres (3) Capítulos; además se instala el Capítulo Simón Rodríguez No.7 en Puerto Ordaz; está en proceso de ser constituido el Capítulo San Juan de la Margarita No.8 en el Estado Nueva Esparta (Isla de Margarita) y en proceso de formación otros dos (2) en el centro y occidente del país.

Para el mes de agosto del 2015, todos los miembros son pertenecientes a más de 30 Logias en el territorio nacional, jurisdiccionadas a Gran Logia de la República de Venezuela, hermanados en nuestra estructura capitular acorde a los retos masónicos planteados de cara al siglo XXI.

Para mayo de 2014 se sucedió un hecho lamentable cuando el Capítulo Miranda No.1 recibió comunicación oficial del Supremo Consejo del REAA, prohibiendo continuar con las Asambleas en la Cámara Capitular del Gran Templo, las cuales venían siendo utilizadas por los Masones del Real Arco desde el año 1973 con toda normalidad y con la anuencia de ese cuerpo. En la actualidad se celebran las Asambleas y trabajos rituales en el Este de Caracas; igualmente, a partir de esa fecha se ha despertado inquietud hacia el Rito York por parte de algunos Hermanos pero estamos seguros que se debe al desconocimiento sobre nuestro Rito y su regularidad de origen.

El Gran Capítulo de Venezuela siempre ha estado conscientes de sus obligaciones con el General Grand Chapter R.A.M. International, con el cual mantenemos activas relaciones de intercambio de conocimientos y contamos con su apoyo definitivo y absoluto, reconocido en su página Web oficial (ramint.org). Así mismo la presencia activa del Gran Capítulo de Venezuela en distintos eventos internacionales le ha permitido estrechar sus vínculos fraternales con otros grandes capítulos, tales como la 1ra Conferencia del Rito York en América Latina, celebrada en noviembre del año 2013 en la ciudad de Guatemala, Guatemala, en la Asamblea Anual United Supreme  Grand Chapter of Masons of the Holy Roral Arch for France, celebrada en París en noviembre del 2013; en la Romanian Masonic Week, dedicate to the Celebration of 15 years the reopening the Lights in the Romanian York Rite and 700 Years from the Death of the GM Jaques de Molay, and The 4th European Departament Conference of Knights Templar, mayo de 2014, Bucharest, Romania. A la pose de cargos de la Gran Logia de Paraguay en septiembre del 2014,  a la 69 th Triennial Convocation General Grand Chapter Royal Arch Masons international y la 45 th Triennial Assembly del General Grand Council Cryptic Masons International, celebrado en septiembre del 2014, Buffalo NY – USA.

JOAO CON DIRECTIVA

 

Según la Carta Constitutiva del Gran Capítulo de Masones del Real Arco de Venezuela, se continúa con esta empresa definida por la regularidad internacional desde el año de 1972, actitud que siempre nos ha distinguido como Masones; nuestras relaciones con ese Cuerpo Internacional quedaron ratificadas y confirmadas con la venida a Venezuela del Deputy General Grand High Priest – Latino América, ME. Compañero Joäo Gilherme Da Cruz Ribeiro, enviado oficial del General Grand Chapter R.A.M. International y representante personal del General Grand High Priest Edmund T. Harrison, el pasado 19 de Octubre de 2013 (e.v.).

 

Pinto Coelho

También tuvimos la presencia en el año 2014 del fundador del Rito York en Portugal, el PGM y PGHP Joaquín Pinto Coelho, con quien compartimos conocimiento y experiencias del Rito York en Europa.

 

 

 

 

 

 

Grandes Sumos Sacerdotes:

Carlos Rodríguez Jiménez (E.O.) 1982-1983

Pedro Jacinto Barradas (E.O.) 1983-1986

José Danilo Arzola Cortez 1986-1989

Jorge Levay Gulías (E.O.) 1989-1992

Jorge Levay Gulías (E.O.) 1992-1995

Jorge Levay Gulías (E.O.) 1995-1998

Francisco Pereiro Liz (E.O.) 1998-2001

Francisco Pereiro Liz (E.O.) 2001-2004

Francisco Pereiro Liz (E.O.) 2004-2007

Jorge Serrano Acosta 2007-2010

Jorge Serrano Acosta 2010-2013

Jorge Serrano Acosta 2013-2016

Sixto López González 2016 -2019     RETIRADO al perder sus derechos masónicos en el Simbolismo

                                                               Expulsado por la  Gran Logia de la República de Venezuela

Jorge Benigno Correa Schmidke 2017 – 2020